Semáforo del estado de apertura de las Sedes

1 1 1 4 5

Central

Guazú

Chasc.

S.Clara

Barca

Detalles sobre el pasado de la Sede Guazú

Las fotos que comparto, estimo que fueron tomadas en 1978.

123

El complejo Zárate - Brazo largo fue inaugurado en noviembre de 1977.

Antes de ese acontecimiento, los dos brazos del Paraná se debían cruzar sobre grandes balsas para las cuales había que hacer fila y, muchas veces, soportar largas esperas. E ir provisto o alquilar protector metálico para el parabrisas, porque el cruce de la isla Talavera y la continuación de las rutas en territorio entrerriano, era de ripio. El asfalto vino con el complejo ferrovial. Quienes iban sin vehículo, tomaban el tren y con trasbordo incluído, llegaban a Campana para embarcar en la lancha colectiva ( el tiempo total del viaje desde Capital era de casi seis horas ! ). ¡Y había valientes que comenzaban el viaje a la 1:00 para llegar a la sede pasadas las 7:00 y emprendían el regreso con la lancha que arrimaba al muelle de la sede a las 14:00 hs. !

A la sede Guazú no se llegaba por tierra. Se debía seguir por la ruta hasta pasar el río Brazo largo y estacionar en el almacén de Vidal. Desde allí llamaban por radio al encargado del club, quien llegaba en bote para trasladar a los socios que habían llegado.

En una de las fotos se puede ver el edificio sobre palafitos y el tanque de agua. Desde la ancha escalera que da acceso al salón comedor, salía la pasarela del muelle en línea recta hacia el río. Ampliando la imagen de la primera foto se ve una fila de cinco columnas de iluminación, luego el amplio refugio y más sobre el río, en ángulo recto, el muelle continúa en dirección aguas abajo (que se muestra en la otra foto, con el puente Justo José de Urquiza de fondo). Nótese en ésta la distancia que hay entre el muelle y la línea de árboles, como también el largo de la pasarela del muelle del recreo vecino.

Lo muestro para que, quien no lo conoció, se haga una idea de los metros que se han perdido de costa en los últimos 40 años.

Cabe aclarar que el terreno, más notoriamente por delante del edificio, fue rellenado con posterioridad. Era básicamente un juncal con un claro en el centro. Recuerdo, en una crecida del río, a mis hermanos pescando boguitas "a pez visto" desde la galería del edificio, que más tarde se convirtió en el lugar donde está el hogar a leña.

Que pronto podamos seguir disfrutando de nuestro incomparable Club.

Roberto O. Sarmiento

volver arriba